Cheesecake de fresa

Cheesecake de fresa
Comparte lo saludable!

Si te gustan los postres fáciles y deliciosos como a nosotros, te va a encantar esta receta de cheesecake de fresa que no necesita de horno y además será la sensación de todos en casa, verás que tendrás que repetir la receta para satisfacer los deseos de esos inconformes que te dirán que quieren más.

Es una forma divertida y exquisita de comer frutas, la fresa que tantos beneficios aporta a nuestra salud, considerada la fruta de la pasión debería ser llamada también la fruta de la salud, baja en calorías y grasas, las fresas nos aportan un 129% del valor diario que debemos consumir de vitamina C, lo cual es muy valioso a la hora de combatir infecciones, también poseen gran cantidad de minerales como el cobre que incrementan el desarrollo de células rojas, además de ser consideradas como un gran anticancerígeno las fresas ayudan a combatir enfermedades neuronales y los rasgos del envejecimiento.

La fresa también cumple una función muy importante como antioxidante contra los radicales libres y en su habilidad de controlar los niveles de glucosa en la sangre, como ves son muchos los beneficios de esta fruta, pero pasemos a la receta en sí.

ingredientes

  • 200 g de galletas mantequilla
  •  100 g de mantequilla derretida
  •  Una lata pequeña de leche condensada (370 g)
  •  300 g de queso crema
  •  El jugo de 2 limones
  •  3 tazas de fresas cortadas en cuartos
  •  ½ taza de azúcar rubia
  •  Fresas para decorar

Preparación

  • Tritura las galletas y mezcla con la mantequilla derretida hasta formar una masa. Colócala en el fondo de un molde aplanando bien hasta que quede bien distribuida. Guarda en el
    congelador.
  • En un recipiente, bate la leche condensada con el queso crema, añade el jugo de limón y mezcla bien. Añade la preparación sobre la base de las galletas y lleva a la nevera por cuatro horas.
  • En una olla, colocar las fresas y el azúcar. Cocinar hasta que tenga consistencia espesa, de mermelada.
  •  Desmolda con cuidado y esparce la mermelada de fresa por encima. Decora con unas cuantas fresas.
  • Vuelve a llevar a la nevera por un par de horas más, hasta que esté bien frío.
  • Para disfrutar mejor el cheesecake de fresa se recomienda servir bien frío.

¡Ahora si a disfrutar!

0/5 (0 Reviews)

Comparte lo saludable!

Recetas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba